+34 954 370 550

Destacados

SAFA Playlist

7078182
Hoy
Nº Visitas
1070
7078182

La semana del 27 al 31 de enero se celebró el segundo encuentro del Proyecto Leonardo da Vinci de Reducción de emisiones de CO2 en la localidad de Skive, Dinamarca, en el que participamos desde principios de curso. Se trata de un proyecto que pretende realizar intercambios de experiencias relacionadas con el medio ambiente y que tiene como objetivo último cambiar los comportamientos de nuestros alumnos y alumnas en lo que se refiere al gasto energético y su repercusión en nuestro entorno.

 

Representando a nuestro centro,  SAFA Nuestra Señora de los Reyes, han asistido los profesores Silvia Moise y Javier Hoyo, quienes han sido los encargados de presentar el trabajo que el colegio realiza en relación con el cuidado al medio ambiente y las reducciones de CO2.

 

En esta ocasión, dentro de las actividades programadas, se ha realizado la visita a un parque eólico de la compañía Vestas, en el que se encuentra el aerogenerador más grande del mundo, y una estación mareomotriz de la compañía Wave-Star. Las actividades han sido muy enriquecedoras y han permitido realizarintercambios de buenas prácticas en materia de energía sostenible en el ámbito de nuestras ciudades y  nuestros centros educativos.

 

Cada centro participante  en el proyecto presentó la Evaluación Energética de su colegio y propuso  futuras mejoras para reducir el consumo eléctrico.

 

Al final del encuentro se eligió el logo del proyecto de entre todos los presentados por alumnos de los países participantes, resultando ganador el logo realizado por uno de los alumnos de nuestro colegio, Xavi Boixader Muñoz, de 1º de Bachillerato.

 

La siguiente reunión se celebrará en Polonia en marzo de este año. En esta ocasión viajarán, junto a los profesores, un grupo de alumnos y alumnas de nuestro centro, quienes tendrán la oportunidad  de vivir una experiencia que les permitirá practicar el inglés como segundo idioma y aprender la repercusión que la eficiencia energética tiene en nuestro planeta.

A pesar de las bajas temperaturas y del largo viaje, 5000 km, ha sido una experiencia inolvidable, de la que cabe destacar la amabilidad de los anfitriones daneses.